jueves, 27 de enero de 2011

Fútbol de Verano

El último tramo de las pretemporadas...
Dibujo para una nota de la Revista La Nuestra

Guillermo Barros Schelotto

La vuelta del 7 bravo a La Plata


"Vengo a dar la cara en el peor momento de la historia de Gimnasia", fueron las palabras del delantero de 37 años.

Antonio Mohamed

Campeón de Sudamérica
Llegaste a Independiente y encontraste un cartelito en tu capó que pedía "copa y clásico". Pusiste una sola condición: "la actitud no se negocia". Fuiste avanzando en la Sudamericana y mirá donde terminó todo. Cumpliste y con creces. Gracias por esta ★ N°16 que tanto orgullo nos dá y tanta envidia despierta. Mantenete ajeno a esto último, solamente disfrutá, como lo estamos haciendo todos. Y gracias a vos, Turco, por esta Sudamericana. (diciembre 2010)

miércoles, 26 de enero de 2011

Copa Libertadores de América

El primer paso del Rey
Independiente le ganó 2-0 a Deportivo Quito ayer por el Repechaje de la Copa Libertadores y se quedó con una buena ventaja para la vuelta. Los goles fueron de sus dos estrellas, Defederico y el Pato Rodríguez.
Patricio Rodríguez gritó su primer tanto internacional. Ayer, jugó fenomenal.


MATÍAS DEFEDERICO. Ilustración







martes, 25 de enero de 2011

Kate Beckinsale I

martes, 18 de enero de 2011

Jesús

El dibujo de este boceto comencé a hacerlo a las 10 de la noche, mas o menos. Luego de dos horas frente a la pantalla, al programa se le ocurre trabarse y como no había guardado casi nada, perdí casi todo y tuve que volver a empezar de nuevo. Aquí, terminado.





Seguime en Twitter @Seba_Etcheberry

Seguime en Twitter @Seba_Etcheberry
http://twitter.com/#!/Seba_Etcheberry

DiCaprio

Usted no necesita un Oscar, señor DiCaprio. Usted, y creo que lo sabe, no necesita de aprobaciones multitudinarias y unánimes. No necesita una medalla, una estatuita, una placa o lo que sea, que le diga que usted es bueno. O que usted, acaso, es mejor que todos otros también buenos. Usted -usted o nadie- no necesita siquiera fans. Usted -usted y todos- necesita disfrutar lo que hace, sentir placer, dicha, satisfacción, orgullo en hacerlo bien. Y no bien siquiera según estándares ajenos, bien según la estructura de bien que usted tiene en su interior como ideal de bien. Y que después lo aplaudan por eso, lo abucheen por eso, lo ignoren o valoren por eso, tanto da lo mismo, o cierto placer aledaño brindará pero no como condecoración deliberadamente buscada, no como motivación para el hacer, cosa previa, autotélica y que se basta por sí misma. Así las cosas, si gana usted el Oscar, la masa tachará ese pendiente, los diarios gritarán ‘al fin’, señoras histéricas proclamarán su nombre como si fuese Aquiles o Ulises, pero a usted, creemos, ¿qué le puede llegar a importar, en qué variaría ese laurel en las dinámicas cotidianas de su pasión y su hacer? O a nosotros mismos, qué salto cuantitativo aportaría a nuestra vida si lo único que queremos de usted es que nos siga regalando y ofreciendo interpretaciones como las que hizo en The Revenant y tantas otras, que nos suscitan, más que nada, sensaciones buenas. Como las que siente usted al actuar, y nosotros al verlo. Y nadie necesita nada más. #LeoDiCaprio #TheRevenant

Una foto publicada por Seba Eche ✎ (@sebaetcheberry) el